miércoles, 4 de septiembre de 2013

Nuestro Centro de Educación Técnico Productiva




Nuestro Centro de Educación Técnico Productiva asume los valores de:

Perdón, trabajamos mediante la intervención de los profesionales en las diferentes áreas, primero el perdón del participante consigo mismo, con sus compañeros, y con la familia, se trabaja mediante terapias familiares, individuales  y grupales.

Respeto, se logra en los internos dándole el trato que como seres humanos merecen, respetándoles primero a ellos, o sea modelando una conducta que  ellos asimilan y ponen en práctica.

Responsabilidad, esto se logra a través de la asignación de tares, y el seguimiento y supervisión de las mismas. Además de fomentar este valor con una charla cada quincena coordinada por el departamento de trabajo social, la cual busca el fomento y desarrollo del mismo.

Honestidad, este valor es reforzado en cada una de las terapias psicológicas tales como: modificación de conducta, control de ira, toxicomanía y adicción, entre otras,  a las que asisten los internos  dependiendo del delito que hayan cometido. Además de cada vez que un interno comete una falta a la hora de ser sancionado se toma en cuenta la honestidad con la que plantea los hechos, por lo que a la mitad la sanción a aplicar, y se le hace saber lo importante que es este valor.

Espiritualidad, se cultiva mediante el trabajo  de un versículo todas las semanas, en el cual se copia en la pizarra, se comparte y analiza, así como con las  intervenciones  de las diferentes denominaciones cristianas de la comunidad que trabajan con diferentes grupos, tratando de acercarlos cada día más al cread.

asume los valores de:



Perdón, trabajamos mediante la intervención de los profesionales en las diferentes áreas, primero el perdón del participante consigo mismo, con sus compañeros, y con la familia, se trabaja mediante terapias familiares, individuales  y grupales.

Respeto, se logra en los internos dándole el trato que como seres humanos merecen, respetándoles primero a ellos, o sea modelando una conducta que  ellos asimilan y ponen en práctica.
Responsabilidad, esto se logra a través de la asignación de tares, y el seguimiento y supervisión de las mismas. Además de fomentar este valor con una charla cada quincena coordinada por el departamento de trabajo social, la cual busca el fomento y desarrollo del mismo. 

Honestidad, este valor es reforzado en cada una de las terapias psicológicas tales como: modificación de conducta, control de ira, toxicomanía y adicción, entre otras,  a las que asisten los internos  dependiendo del delito que hayan cometido. Además de cada vez que un interno comete una falta a la hora de ser sancionado se toma en cuenta la honestidad con la que plantea los hechos, por lo que a la mitad la sanción a aplicar, y se le hace saber lo importante que es este valor.

Espiritualidad, se cultiva mediante el trabajo  de un versículo todas las semanas, en el cual se copia en la pizarra, se comparte y analiza, así como con las  intervenciones  de las diferentes denominaciones cristianas de la comunidad que trabajan con diferentes grupos, tratando de acercarlos cada día más al cread.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario